Las centrales obreras de Colombia se manifestaron este lunes en caravanas de vehículos para rechazar lo que llamaron la “peor reforma laboral”, el préstamo de 370 millones de dólares otorgado por el Gobierno a Avianca y el supuesto abandono por parte del Estado a los afectados por la pandemia de la COVID-19.

La protesta fue convocada la semana pasada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General de Trabajadores (CGT) y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), entre otros sindicatos.

En Bogotá, los manifestantes llegaron en sus vehículos hasta el céntrico Parque Nacional y de allí se movilizaron hasta una sede del Ministerio del Trabajo en el norte de ciudad.

Algunos adornaron sus coches con globos amarillos y letreros con mensajes de rechazo a las masacres que en las últimas semanas se han cobrado en el país la vida de cerca de medio centenar de personas y al decreto 1174.

REFORMA LABORAL

Para el presidente de la CUT, Diógenes Orjuela, el decreto 1174 es “la peor reforma laboral” que ha realizado el Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, porque permite la contratación de trabajadores por horas y se acaba la posibilidad de que los empleados logren una pensión.

En cuanto al decreto, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, dice que la iniciativa lo que ofrece es, a través de la vinculación al piso de protección social, la posibilidad de que quienes ganan menos de un salario mínimo mensual puedan acceder al régimen subsidiado de salud, a la protección para su vejez y a un seguro que ampara al trabajador de los riesgos de la actividad laboral y de enfermedades.

Por otra parte, Orjuela manifestó su rechazó al préstamo del Gobienrno a Avianca “porque esta no es una empresa colombiana, no tiene sede en Colombia, no tributa en Colombia”.

Sobre este punto, la Administración del presidente Duque ha dicho que participará en la reestructuración financiera de Avianca con el fin de preservar el servicio aéreo nacional.

Orjuela afirmó que otro de los motivos de la protesta es que Duque se ha negado a autorizar la “matrícula cero” para los estudiantes universitarios y que también “se ha negado al trámite de una renta básica para 10 millones de colombianos que no tienen ingresos para comida”.

“Se ha negado al salvamento de las micro, pequeñas y medianas empresas asumiendo sus nóminas, pero para una gran multinacional como Avianca si hay dinero”, expresó el líder sindical.

LAS PROTESTAS VUELVEN A LAS CALLES

El sindicalista expresó que por estas razones “se acabó la protesta virtual y volvemos a la protesta física”.

Recalcó que “el Gobierno pretender utilizar la crisis, la dificultad, el confinamiento, para meter la reformas que no ha podido meter”.

Por su lado, el profesor Julián Figueredo, uno de los manifestantes, dijo a Efe que estaba participando de ella “por todo lo que está pasando en el país, las masacres (…) todo lo que está pasando a relación de abandono del Estado frente a lo que está pasando con la pandemia”.

Otro de los participantes, que prefirió no dar su nombre, aseguró que se sumó a la caravana porque no estaba de acuerdo con las “políticas sociales y económicas del Gobierno Duque”.

“Son muchas cosas, el decreto laboral que coloca el trabajo por horas que impide que la gente tenga posibilidad de pensionarse (…) el regalazo a Avianca que le esta dando 370 millones de dólares a una empresa extranjera mientras la gente colombiana la manden a morirse por la enfermedad por la pandemia sin tener ninguna renta básica que lo sostenga”, aseguró.

Leave a Comment