La Procuraduría General de la Nación sancionó con suspensión por seis meses e inhabilidad especial a la exdirectora del ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales), Luz Helena Sarmiento Villamizar, por irregularidades administrativas relacionadas con la prestación de servicios profesionales a la Concesionaria Ruta del Sol II, meses después de salir del cargo público.

De acuerdo con el órgano de control se estableció que “la disciplinada prestó a título personal los servicios de asistencia, representación y asesoría a la concesionaria, empresa que fue objeto de inspección, vigilancia, control y regulación de la ANLA, dentro del término de dos años luego de la dejación del cargo”.

Según el ente de control, la exdirectora ocupó el cargo desde el 7 de octubre de 2011 hasta el 10 de septiembre de 2013, fecha en que empezaba a regir la prohibición contenida en el Estatuto Anticorrupción, es decir no podía realizar ningún tipo de asesoría, prestación de servicios, representación, ni demás con una entidad que hubiera estado sujeta a su vigilancia hasta el 10 de septiembre de 2015. No obstante, la disciplinada suscribió el Contrato de Prestación de Servicios de Asesoría y Consultoría No. 082 del 15 de diciembre de 2014, por el cual recibió pagos mensuales hasta noviembre de 2015.

El órgano de control desestimó los argumentos de la defensa que indicaban que el contrato no desarrolló actividades propias de licenciamiento ambiental, sino que se encargaba de gestionar temas sociales, no obstante, a juicio de la Procuraduría este punto es “trascendente e ineludible del otorgamiento de una licencia ambiental”.

“Claramente se ejercían funciones de inspección, vigilancia, control y regulación frente a todo el tema de licenciamiento ambiental, específicamente para el caso que nos ocupa, en la construcción vial; y de vital importancia, dicho licenciamiento si verificaba, analizaba, estudiaba con temas de acompañamiento social, que eran las actividades que desarrollaba la señora Sarmiento para la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S, una vez se retiró del servicio público”, advirtió el ente de control en el fallo de primera instancia.

Para la Procuraduría el objeto del contrato que suscribió la exdirectora con la Concesionario Ruta del Sol II sí tenía relación con las funciones que cumplía en el ANLA. La PGN calificó definitivamente la falta como grave a título de dolo.

Contra esta decisión la disciplinada o su apoderada podrá presentar recurso de apelación que será resuelto por la Sala Disciplinaria de la Entidad.

Leave a Comment