“Volví a nacer”. Fueron las palabras que pronunció Oswaldo Abello Rubio, el hombre de 46 años de edad, a quien, en la mañana de este viernes, miembros de la Escuela Naval de Suboficiales ‘ARC ‘Barranquilla’ lo rescataron de la corriente del arroyo de la Calle 65, que termina en inmediaciones de la Base Naval.

Abello Rubio dijo a los medios de comunicación, que él salió bien temprano a caminar y con intenciones de ir al Mercado en el centro de Barranquilla, pero de un momento a otro fue sorprendido por la fuerte corriente del arroyo de la Calle 65 termina en inmediaciones de la Base Naval.

“Yo iba a travesar para el otro lado, pero la corriente me sorprendió, me fue quitando toda la ropa, hasta 15.000 pesos que llevaba en el bolsillo me lo quitó”, relató el hombre.

Contó que hizo esfuerzo por salir, pero la corriente era más fuerte y cuando ya la fallaban las fuerzas, sintió que una mano lo agarró del brazo y entonces también luchó por tratar de salvar su vida.

Varias personas trataron de sacarlo a flote, pero el caudal y la fuerza de la corriente se lo impedían. Luego aparecieron unos infantes de la Marina Colombiana y entre ellos el cabo Yordy Beltrán, quien se despojó del uniforme y se arrojó al agua y pudo ayudar a que Oswaldo Abello Rubio llegara a tierra firme.

“Nosotros al ver el inminente peligro en el que encontraba el señor, procedimos de manera rápida. Con mucha pericia logramos controlar la situación y se logó salvar la integridad física del señor Oswaldo, quien ya estaba agotado por el esfuerzo que venía haciendo para salvar su vida. Afortunadamente se hizo un gran esfuerzo y se logró salvar la vida de este hombre que le estaba siendo arrebatada por el fuerte arroyo”, dijo a los medios el cabo Beltrán.

“Estoy vivo gracias a la mano amiga de estos hombres; estoy vivo es por ellos, que ¡viva la Armada de Colombia!”, dijo emotivamente Oswaldo Abello Rubio.

El hombre fue atendido inicialmente por el personal médico de la Base Naval, que le brindó los primeros auxilios y luego fue llevado hasta un centro asistencial de Barranquilla, para que se le valorara mejor, ya que su cuerpo presentaba varias magulladuras, que le casó el pavimento cuando era arrastrado por el arroyo.

Leave a Comment