El procurador Fernando Carrillo Flórez, anunció que abrió indagación preliminar a funcionarios de la Cancillería por determinar, por los supuestos errores cometidos desde esa cartera en la solicitud de extradición del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

“Abrimos indagación preliminar que busca determinar qué fue lo que sucedió. Si hubo negligencias en la solicitud de extradición. Todos sabemos de la maravilla de cooperación que existe con Estados Unidos, entonces, toca descubrir hace cuánto se solicitó la extradición y cómo la hicieron”, dijo Carrillo Flórez.

En entrevista con Noticias Caracol, el jefe del ente de control, a quien le quedan un poco más de cinco meses en el cargo, también habló sobre las masacres ocurridas durante agosto.

“Es un dejavú. Un regreso al pasado. El Estado tiene que hacer presencia en los territorios, preocupa la inexistencia de la justicia territorial. Es importante que llegue la fuerza pública al territorio y no debe ser pasajero, ni llegar sola, es necesario que lleguen médicos, las vías, los servicios públicos, la educación. No habrá paz sino hay justicia territorial”, argumentó.

El procurador, quien presentó un proyecto de reforma a la justicia dirigido a suplir las necesidades de la ciudadanía, reseñó que las actuaciones del Estado, frente a las masacres no se trata solo de reunirse con los familiares, contar los muertos y volver a Bogotá.

“La bogotanización del Estado significa que no está en territorio y, en ese caso, con cambiar el nombre o rebautizar los conceptos no vamos a cambiar el panorama”, dijo el procurador quien añadió que la falta de cumplimiento en los acuerdos de paz está generando acciones irregulares en el territorio.

“El cumplimiento mediocre de los acuerdos de paz no es una aprobación de entes internacionales. Todos los indicadores llegan a demostrar que ha habido cumplimiento muy mediocre de ese acuerdo. Hay balances muy pobres en materia de restitución”, reseñó.

El jefe de la Procuraduría hizo un fuerte llamado sobre la imparcialidad que debe haber en los entes de control. “Para un gobierno es mucho mejor que un ente de control le diga la verdad, que uno equipo que lo llena de aplausos, porque hay que frenar los desmanes. La clave es actuar con independencia, no tiene sentido que haya influencia”.

Leave a Comment