Sin que deba ser un asunto central del Legislativo, el juicio al expresidente Álvaro Uribe Vélez y en particular que su caso haya pasado a la Fiscalía General de la Nación, se convirtió en un tema de fuerte polémica en el Congreso de la República.

La controversia la arrancó precisamente la otra parte en el proceso de Uribe, el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, quien recusó al fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, por considerar que el mismo está impedido para llevar el caso, entre otras razones por su amistad con el presidente Iván Duque, lo que llevarían a ser parcializado.

“Hemos radicado la recusación del fiscal general Francisco Barbosa y de la señora vicefiscal, esperamos ahora que la Corte Suprema se pronuncie. Hemos señalado que ni el presidente de la República, ni la señora vicepresidenta podría enviar ternas en caso que se apruebe la recusación, y esperamos que sea la propia corporación la que nombre un fiscal ah doc”, dijo Cepeda.

De acuerdo con el senador, junto con su defensa, el abogado Reinaldo Villalba, presentaron los elementos jurídicos necesarios para avanzar con tal recusación. “Es evidente que ahora quedan suspendidas toda clase de procedimientos hasta que no se resuelva este asunto”, reseñó.

El panorama de la recusación a Barbosa es similar a la que, en su momento, se surtió en contra del exfiscal Néstor Humberto Martínez, con el caso Odebrecht, sin embargo, cabe mencionar que el exfiscal tuvo relación directa por cuanto fue asesor del grupo aval. En el caso de Barbosa, no existe una amistad directa con Uribe.

Sin embargo la postura de Cepeda fue rechazada desde las filas del Centro Democrático, en donde se piensa que el fiscal Barbosa no tiene porque apartarse del caso de la investigación al expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En tal sentido el senador John Harold Súarez, sostuvo que “no concurre impedimento alguno del señor fiscal general de la nación respecto de la investigación de carácter penal en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez, habida cuenta que lo que sucedió es que la competencia para investigar y acusar la perdió la Corte Suprema de Justicia, concretamente la sala de instrucción, la cual pasa todo el expediente a la Fiscalía General de la nación”.

Súarez sostiene además que las actuaciones que deba adelantar la Fiscalía con relación al caso Uribe, son de carácter institucional y no personal, además que considera que los impedimentos se dan por causales previstas en la Constitución y la ley, y en este caso no concurre ninguna.

“El caso del expresidente Uribe tiene una especial característica y es el tránsito legislativo, pues debido al fuero que ostentaba, las actuaciones de carácter penal en la Corte se surtían de acuerdo a los parámetros establecidos en la ley 600 de 2000, mismas actuaciones que hoy deberán adecuarse a lo previsto en la ley 906 de 2004, siendo una principal característica de este sistema la publicidad de las actuaciones y diligencias, pues ya no esta resguardado por la reserva de que trata la ley 600”.

El representante a la Cámara uribista, Edward Rodríguez, sostuvo que “el expediente del expresidente Álvaro Uribe pase a la Fiscalía es una garantía Constitucional. Ojalá este proceso se investigue a profundidad, que sea público y que los tribunales le puedan devolver el buen nombre”.

El vocero del uribismo en el Senado, Gabriel Velasco. Sostuvo que “mientras el Álvaro Uribe da la cara al país y a la justicia, cada vez se conocen más irregularidades en el actuar de Iván Cepeda, sus donaciones a testigos, sus visitas a cárceles, la manipulación y no entrega de los chats, entre otras.

¿No será él el verdadero peligro?”.

*IMPEDIDO BARBOSA*

Pero una voz más que si considera que se Barbosa se debe marginar es la representante a la Cámara, Ángela María Robledo. “En este caso no debería estar el fiscal Barbosa quien fue el mejor compañero de pupitre de Iván Duque y es un hombre muy cercano también a Álvaro Uribe Vélez. Entonces para que haya transparencia y garantías para una ciudadanía que sigue este proceso con mucho interés, debe el fiscal Barbosa dar un paso al lado”.

Desde la Alianza Verde, también se identifican que el fiscal no puede asumir ese proceso. Para la representante a la Cámara, Katherine Miranda, “existen fuertes razones jurídicas para afirmar que el delito por el cual está siendo procesado el exsenador Uribe tiene relación y conexión con su condición de congresista, porque este proceso inició por una denuncia que presentó siendo senador en contra del entonces representante a la Cámara, Iván Cepeda”.

Leave a Comment