Por carecer de legitimación, la Corte Suprema de Justicia negó tutela que interpuso Gabriel Perea, en contra de la medida de aseguramiento al gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria, materializada durante los últimos meses, por irregularidades en contratación mientras fungió como gobernador durante su primer periodo.

Perea expuso que su reclamo obedece a que, a su juicio, la medida de aseguramiento contra Gaviria tiene varios defectos en los que la Sala de Juzgamiento de la Corte incurrió. “En primer lugar, defecto orgánico y procedimental absoluto, en tanto sostiene que aquélla no era competente para pronunciarse en el asunto, dado que le correspondía a un juez de control de garantías hacerlo (…) toda vez que dicha disposición rige para delitos cometidos con posterioridad al primero de enero del año 2005 y, al no ocurrir de esa manera, todo lo actuado carece de legalidad por no haberse realizado conforme al procedimiento establecido para ello”.

Además de ello, cuestionó el motivo por el cual se adelantó la medida de aseguramiento en contra de Gaviria. “Adujo que el hecho de que Aníbal Gaviria Correa actualmente sea Gobernador no es suficiente para señalar que pueda interferir en la investigación o entorpecer la labor de la justicia”, y añadió que la tutela la interpuso también porque votó por él en las últimas elecciones.

Perea anunció que es su derecho que Gaviria continúe desempeñándose como Gobernador de Antioquia, “en orden a ello, surge el interés legítimo en éste accionante de defender el ejercicio democrático a ser Gobernado por la persona a la cual eligió”.

Finalmente, reseñó que considera que hubo “una aparente falta de pericia de los abogados defensores de Gaviria al formular y plantear los argumentos de la solicitud; por lo tanto, cree necesario que (…) los alegatos del suscrito puedan ser escuchados y considerados, en presencia de la vulneración de los derechos Democráticos pilares de nuestro Estado”.

La Corte, en este caso, advirtió que aunque Perea Mora afirma tener interés en el asunto por haber votado por Gaviria Correa para que rigiera los destinos políticos de Antioquia, siendo ello suficiente motivo, según su criterio, para habilitar su intervención en favor de aquél, lo cierto es que carece de legitimación para promover la tutela.

La corporación dejó claro que si bien la ley autoriza la agencia de derechos ajenos de manera oficiosa en aquellos eventos en los que el titular del derecho violado, por condiciones personales, no pueda promover su propia defensa, las circunstancias sobre las cuales funda en este caso no se ajustan a las previstas por la jurisprudencia.

Leave a Comment