Después de la masacre que se registró en Norte de Santander, el ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y altos mandos militares llegaron a Ocaña para conocer de cerca la situación de seguridad del departamento.

Holmes Trujillo se desplazó primero al lugar donde se presentó la masacre en Ábrego, que alteró la tranquilidad de la comunidad. Aún se investiga cuál fue el autor de este hecho de violencia.

Después de su paso por Ábrego, el ministro lideró un consejo de seguridad, para analizar los problemas de orden público en la región del Catatumbo y en el departamento. Luego, desde el cantón militar El Trapiche se pronunció en compañía de la cúpula militar y la Policía Nacional.

El motivo de su visita era revisar la situación de orden público tras los hechos registrados en las últimas horas y hacer un balance sobre la situación de violencia en Norte de Santander y los municipios más afectados.

En declaración a los medios de comunicación, Holmes Trujillo anunció la creación del Comando de Acción contra el narcotráfico y las amenazas trasnacionales, cuyo objetivo es multiplicar las operaciones contra el narcotráfico en el territorio.

Leave a Comment