Por medio de una carta, el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso le dijo al exministro Álvaro Leyva Durán que funcionarios del gabinete del expresidente Álvaro Uribe como Francisco Santos tuvieron estrecha cercanía con las AUC.

Mancuso también señaló a José Miguél Narváez, de quien asegura “tuvo responsabilidad en la muerte de Jaime Garzón”. El exbombatiente afirmó que “se han utilizado medios coercitivos para intimidarme, como torturas, amenazas, persecución judicial a través de montajes como los que he denunciado pública y judicialmente, todo tratando de callarme, ni que decir, cuando conté de forma detallada de las relaciones del Estado y las AUC”.

“Como venganza criminal y para callarme fui extraditado, debido a que relaté como colaboradores, funcionarios cercanos al gobierno del presidente Álvaro Uribe, como Francisco Santos hoy embajador de Colombia en Estados Unidos, José Miguel Narváez, sub director del DAS, quien tuvo responsabilidad en la muerte de Jaime Garzón, de Pedro Juan Moreno amigo personal y Secretario de Gobierno de la Gobernación de Antioquia, fueron personas muy cercanas con las AUC, también narré lo referente a algunas situaciones que se presentaron con el mismo presidente Uribe”, dice en el texto

La misiva firmada por Mancuso se enmarca en la sostenida comunicación que ha tenido con Álvaro Leyva, quien semanas antes lo felicitó a él y a Rodrigo Londoño por establecer un diálogo donde se relatan aspectos del conflicto armado, con el fin de permitir que las víctimas conozcan la verdad y tengan garantías de no repetición.

Añade que fueron “miles de víctimas que pude tener frente a frente a través de una pantalla, a ellos les debemos todo, esos momentos han sido tortuosos para mí, pero suficientes para no justificar nuestros crímenes, sino, para aceptar humildemente lo equivocados que estábamos y asumir nuestra responsabilidad, finalmente pedirles perdón a las víctimas y comprometerme a que jamás volveré a atentar de forma alguna contra ningún ser humano”.

Mancuso se comprometió a seguir contando los hechos que rodean el conflicto armado y afirmó que seguirá dando la cara la país.

“Colombia no conoce la verdad, porque no hubo ni existe interés político de que esto ocurriera ni ocurra, se rasgan las vestiduras exigiendo verdad, pero hipócritamente se impide la reconstrucción de la misma, se instrumentaliza la justicia como forma de venganza”.

Leave a Comment