Un sistema de ventilación de aire frecuente, viajes cortos y evitar hablar dentro de los buses serían las mejores medidas para reducir el riesgo de contagio en el transporte público del país.

Así lo dio a conocer el estudio ‘Factores y recomendaciones para disminuir el riesgo en transporte público’, del Grupo Colaborativo de Modelamiento de Covid y Movilidad en Colombia.

El estudio afirma que no hay una evidencia concluyente de que cerrar el transporte público del país sea una medida efectiva para reducir el contagio, por lo que recuerda que se deben definir medidas claras para disminuir los riesgos dentro de los buses.

Según los autores del estudio, se deben cumplir cinco factores para reducir el riesgo: el primer aspecto es el comportamiento de los usuarios; se recomienda evitar las conversaciones y permanecer con tapabocas. “Cuatro minutos de diálogo son equivalentes a 30 segundos de estornudo”, dice el análisis.

Como segunda medida, son claves los sistemas de ventilación. Los vehículos de los distintos buses deben tener ventilación natural o a través de aire acondicionado, clave para que la renovación de aire reduzca las posibilidades de contagio.

En tercer lugar, es importante mantener la distancia entre personas. En cuarto lugar, que los viajes sean lo más cortos posibles. “A partir de 15 minutos existe un mayor riesgo”, informan los autores de este estudio.

La distancia necesaria entre los viajeros dependerá del nivel de ventilación y del tiempo del viaje de los usuarios.

Por último, es clave asear de manera frecuente las superficies de los vehículos y hacer un seguimiento a los contagios y posibles contagios dentro de las ciudades, para estimar la posibilidad de que una persona infectada con Covid-19 se suba al transporte público.

Así las cosas, un transporte seguro será aquel en el que los pasajeros no charlen, guarden la distancia, utilicen tapabocas, pero sobre todo, aquellos en los que el aire se renueve al 100 % constantemente y en un minuto o menos tiempo.

En ese sentido, el estudio clasificó algunos de los transportes en Colombia entre el menor y el mayor riesgo: El Metro de Medellín es uno de los de menor riesgo, pues según las pruebas en vehículos hechas por la Universidad Nacional de Antioquia, el aire se renueva cada 3 minutos y 30 segundos y el 90 % de los viajes no superan los 25 minutos.

El mayor riesgo de contagio se da en buses intermunicipales en tierra caliente, pues el aire solo se renueva en un 20%, hay ventanas más pequeñas, viajes más largos y mayor cercanía entre los usuarios.

Sumado a esto, el estudio también permitió determinar que, a pesar de que las estipulaciones del gobierno que establecen que el transporte público debe funcionar al 35% de su capacidad, este valor no puede usarse como referencia.

“Es difícil entregar una estimación numérica que sea útil para todos los sistemas del país y distintos tipos de vehículos, pues hay muchos factores que intervienen, y es más importante estar atento al conjunto de indicaciones entregadas arriba que un solo número de ocupación”, dice el estudio.

Por último, se recomienda que sumado a la ventilación, la distancia y los viajes cortos, es necesario mantener el teletrabajo y los horarios escalonados, pues además de cuidarnos del contagio, permiten sistemas más atractivos y fluidos tras la pandemia.

También es importante el testeo y seguimiento constante a los conductores de transporte público, que tienen mayor exposición a un posible contagio de COVID-19.

Leave a Comment