La Defensoría del Pueblo anunció que está evaluando la presentación de una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el propósito de que las autoridades judiciales y administrativas con responsabilidades en el caso de Salvatore Mancuso adopten con diligencia todas las acciones tendientes a garantizar que cumpla ante el territorio nacional.

El Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, manifestó a la opinión pública su preocupación por el curso de los hechos judiciales en Estados Unidos y Colombia que podrían llevar a la deportación de Salvatore Mancuso a Italia, eludiendo las cientas de investigaciones pendientes en su contra por graves y masivas violaciones a los derechos humanos como masacres, desapariciones forzadas, homicidios selectivos, desplazamiento forzado y torturas, entre otras.

Las conductas cometidas por Mancuso, a través del Bloque Catatumbo, constituyen crímenes de lesa humanidad y graves crímenes de guerra y por lo tanto la adjudicación de justicia es una responsabilidad universal que recae en primer lugar en las autoridades colombianas.

Leave a Comment