El caso de la misteriosa desaparición de Natalia Salazar, una joven caleña que lleva tres días desaparecida, continua sin muchos avances.

Familiares, amigos, comunidad estudiantil, la Gobernación del Valle y la Alcaldía de Cali se han unido para encontrar a la mujer de 23 años.

La última vez que se vio a esta joven fue la mañana del lunes 17 de agosto, en el barrio Valle del Lili, al sur de la capital del Valle.

Carlos Alberto Rojas, secretario de Seguridad y Justicia, se pronunció sobre este caso y comentó que las autoridades ya están adelantando está investigación.

“Hemos sumado esfuerzos para dar con el paradero de esta joven. Estamos en permanente contacto con la familia para responder ante cualquier novedad”, comentó.

Y agregó “tenemos que ser solidarios, por eso la Policía y el Ejército están patrullando las calles en busca de esta joven. Es un hecho doloroso tener a un hijo perdido, eso no se le desea a nadie, por eso le pedimos a la comunidad que si tiene información sobre este caso, por pequeña que sea, se comunique con nosotros”.

¿Qué se sabe del caso?

De acuerdo a una fuente, la noche del domingo 16 de agosto Natalia fue a un cumpleaños en el barrio Valle del Lili y se quedó a dormir con una amiga.

En la mañana del lunes, la estudiante de economía se comunicó con su madre para avisarle que ya se dirigía a su casa, ubicada en La Flora, norte de Cali.

Pero la mujer de 23 años no llegó a su vivienda. Esto alertó a la familia, quienes publicaron la foto de la mujer en redes sociales, con el objetivo de sumar a su búsqueda a la mayor cantidad de personas posibles.

Con esta campaña lograron avanzar en este caso y encontraron las únicas pistas que hay, por ahora, sobre este caso.

Se trata del reloj de la joven, que estaba arrancado y tirado en el suelo de una de las calles de Valle del Lili.

La otra pista es el carro en el que se movilizaba Natalia, un KIA Picanto color blanco, de placas UGQ 224, que fue hallado en el barrio Villa del Lago, al oriente de la ciudad.

Amigos y familiares de Salazar afirman que ella es una mujer tranquila, alegre, aplicada a sus estudios y que nunca se había desaparecido de esa forma.

La última vez que la estudiante de la universidad Icesi fue vista usaba una camiseta beige y un jean.

Las autoridades habilitaron la línea telefónica 3203497688 para recibir información que ayude a encontrar a la mujer.

Leave a Comment